La rendición importa

Queridos todos,

Mohanji ha dado las oraciones prácticas para estar en armonía con nosotros mismos y con los demás y señaló la profundidad de los beneficios de la rendición. Él también explica posibles malentendidos de la palabra ‘rendición’.

La rendición nos purifica por completo

Mis amados,

Rendición, es una de las palabras en los idiomas humanos que se malinterpreta en el uso. Rendirse ante alguien es un gran golpe al ego de uno mismo. Disminuye la autoestima. Tener que rendirse se considera como una debilidad o una deficiencia, en términos terrestres, donde el ego decide las acciones.

Si bien, en términos espirituales, esto es algo bueno. Hombre menos ego = Dios. Entonces, la rendición anula nuestro ego y entonces la Divinidad dentro de nosotros comienza a brillar. Es por eso que nos postramos en templos y monasterios. Cuando nuestra cabeza y corazón viene en una línea, horizontalmente, el ego está bajo control. Cuando nos inclinamos con reverencia, anulamos nuestro ego, al menos temporalmente. Bhakti o Devoción tiene mucho valor porque pone el ego bajo control. La ignorancia expande nuestro ego mientras que la rendición lo controla.

Bhakti o Devoción tiene mucho valor porque
pone el ego bajo control.

Tradicionalmente, nuestros antepasados solían practicar algunos métodos simples para mantener la salud y mantener el ego bajo control. Aquí hay algunos cantos y sus explicaciones.

Cuando nos despertamos por la mañana, después de acostarnos horizontalmente toda la noche, nuestro patrón de energía en el cuerpo ha cambiado. Su frecuencia se ha alterado. Mientras duerme, las energías de nuestro cuerpo han alcanzado un estado tranquilo y pasivo. Es más energía latente. Cuando nos despertamos debemos dar tiempo a que las energías comiencen a moverse, preparando el cuerpo para la acción. Con el fin de proporcionar este tiempo, sugieren recostarse y mirar la palma  de la mano, en lugar de saltar de la cama y estar en vertical de repente, lo que puede afectar el ritmo del corazón y afectar negativamente a los meridianos de nuestro sistema. Hay un mantra para facilitar nuestro momento de levantarse. Mira la palma de tus manos y canta “ Karagre vasate Lakshmi, Kara moole Sarastwati. Kara Madhya Sthitha Gowri, Prabhate Kara darsanam.” Esto significa, en la punta de nuestras manos o dedos está Lakshmi, la diosa de la riqueza. Lakshmi nunca se mantiene constante en ningún lugar. El dinero cambia de manos. Las fortunas también cambian. Por lo tanto, siempre está en la punta de nuestros dedos. Saraswati, la diosa del conocimiento, permanece en el lado opuesto, es decir, la raíz de nuestra palma cerca de la muñeca. El conocimiento adquirido permanece con nosotros hasta que morimos. Es más estable en términos terrestres. En el medio de la palma está la Diosa Parvati, la bondad encarnada, la madre. Ella equilibra el conocimiento y la acción. Ella mejora la sabiduría. Con este conocimiento, si ves tus manos y recuerdas el patrón de nuestra existencia, tendrás suficiente tiempo para que la energía latente se mueva de manera uniforme dentro de nosotros y nos brinde una perspectiva equilibrada de la vida. También mejora nuestro compromiso con el trabajo desinteresado. Activa la bondad y la reverencia dentro de nosotros. Esto también es un recordatorio de que es la energía de Dios en nosotros lo que hace que las cosas sucedan en nuestra vida. Esto también pretende anular nuestro ego y rendirse a lo Supremo.

Entonces nos sentamos en nuestra cama. Nuestro cuerpo se ha vuelto vertical desde horizontal. La energía comenzó a moverse de manera diferente. Entonces, como antes estábamos echados horizontales, ahora tenemos que conectarnos a tierra. Para lograr eso, cantamos “Samudra Vasane – Paadasparsam Kshamaswame” y nos inclinamos y tocamos el suelo con la palma derecha, que es el lado opuesto al de nuestro corazón. Esto pone a tierra el exceso de energía que acumulamos o conglomeramos durante nuestro sueño y también salva nuestro corazón. Es por eso que conectamos la energía a través de la mano derecha. Entonces estamos listos para el día.

También hay una versión del mismo canto donde dice que el Señor Krishna se encuentra en el medio de la palma (Kara Madhye tu Govinda). Bueno, él es el gurú del universo.  Si él está en el medio de la palma, entonces solo funcionaremos con total ecuanimidad y desprendimiento. Él nos ha bendecido con el Gran Bhagawad Gita y si seguimos sus enseñanzas y vivimos con desapego, alcanzamos la liberación.

Wealth = Riqueza
Kindness = Bondad
Knowledge = Conocimiento

Cántico de la mañana, para equilibrar
nuestras energías y frecuencias. Acostado,
mira la palma y canta: “En la punta de
nuestras manos o dedos permanece Lakshmi,
la diosa de la riqueza. Saraswati, la diosa del
conocimiento, permanece en la raíz de
nuestra palma cerca de la muñeca. En el
medio queda la Diosa Parvati, la bondad
encarnada, la madre”.

Luego nos sentamos por unos segundos en nuestra cama antes de ponernos de pie. Esto es bueno ya que ayuda al ritmo del cuerpo y al flujo de prana a través de nuestros meridianos. Cuando los pies tocan el suelo, rezamos “Samudra Vasane Devi, Parvata Sthana mandale, Vishnu Patni Namastubhyam, Padasparsam Kshamaswame”. Esta oración es para la Diosa a la que llamamos Tierra, a pesar de que la dirigimos a la esposa del Señor Vishnu, la Diosa Lakshmi. “Aquel que impregna el agua y las montañas, o Aquel cuyo cuerpo son los océanos y las montañas, me postro ante la Diosa y por favor, perdóname, mientras te piso o camino sobre ti”. Esto es reverencia a la madre Tierra. Si le tenemos tanta reverencia a la madre Tierra, nunca seremos insensibles hacia ella y ni la destruiremos. Entonces, buscamos su permiso para caminar sobre ella para nuestro propósito. Seguimos en agradecimiento. Esta vez también le da a nuestro cuerpo un ritmo fácil entre horizontal a semi vertical y totalmente vertical. Ayuda a mantener nuestras energías distribuidas y bien circuladas. Mantiene nuestros meridianos. Mencionamos tierra y agua, los dos elementos básicos de nuestro cuerpo. Samudra (océano) representa el elemento de agua en nosotros que está regulado por nuestro chakra Hara. Y Parvata (montaña) representa el elemento tierra así como también el potencial para la elevación más alta en nosotros: la energía kundalini. Por lo tanto, esto también es una invocación para ambos elementos, la madre kundalini y también para los otros elementos en nosotros, con la oración para ayudarnos a medida que avanzamos en el día. Si la energía kundalini nos inspira, la sabiduría fluirá. También dice que seas consciente desde que te despiertas hasta que te duermas. Y siempre vive en oración y rendición.

Siéntate y canta: “Aquel que impregna el agua
y las montañas, o Aquel cuyo cuerpo son los
océanos y las montañas, me postro ante la
Diosa y por favor, perdóname, mientras te
piso o camino sobre ti”. Esto es reverencia a la madre
Tierra.

A continuación, nos ponemos de pie, mirando hacia el sol naciendo en el este, recordando al Señor Vishnu o Su Avatar, el Señor Krishna, el sustentador del universo, y cantamos: “Kaayena Vaacha, Manasendriyaiva, Buddhyatmanaavat, Prakrite Swabhavaat, Karomi Yadyat, Sakalam Parasmai, Sri Naarayanaayeti Samarpayaami”. Esto significa, “cualquier cosa que realice hoy, con mi cuerpo, la mente, el intelecto, los sentidos, el habla, mi naturaleza y carácter, entrego todo a los pies de loto del Señor Narayana”. Narayana significa el destino del hombre o del Padre Supremo. Todo salió de Él y se fundirá con Él. Entonces, esta oración es para el Señor Supremo. Cuando comencemos nuestro día con este canto, y esta comprensión, así como la rendición (entrega), aceptaremos todo lo que ocurra ese día con ecuanimidad y equilibrio, y nuestros deseos o expectativas estarán totalmente bajo control.


Luego, ponte de pie, volteándote hacia el sol y
canta: “Todo lo que hago hoy, con mi cuerpo,
mente, intelecto, sentidos, habla, mi
naturaleza y carácter, entrego todo a los pies
de Loto del Supremo”.

Entonces, concluimos nuestro día con el mantra de la rendición, solicitando el perdón completo de todas nuestras acciones, pensamientos y palabras. “Kara charana Kritam Va, Kayacham Karmacham  Va, Shravana Nayanacham Va, Manasam Vaaparadham, Vihitam Avihitam va, Sarvametat Kshamaswa, Java Jaya Karunabdhe, Sri Mahadeva Shambho, Sri Sai Natha Sambho”. Esta es la última oración antes de ir a la cama. Dice: “Lo que sea que realicé hoy, con mis órganos de acción como manos y piernas, órganos de percepción que incluyen sentidos, mente e intelecto, todo lo que realicé según tus deseos o en contra de ellos, debido a mi ignorancia y falta de compresión. Oh Señor, por favor, perdona todo, por favor, perdóname, mi supremo Señor Shiva. Mi Señor, Sai Baba. (Son uno)

TTermina tu día con el mantra de la rendición,
“Lo que sea que realicé hoy, con mis órganos
de acción como manos y piernas, órganos de
percepción incluyendo sentidos, mente e
intelecto, todo lo que realicé según tus deseos
o en contra de ellos, debido a mi ignorancia e
incomprensión, Oh Señor, por favor, perdona
todo, por favor, perdóname, mi Señor
Supremo”.

Al rendir todo lo que sucedió ese día a los pies del Señor Supremo, de donde todo se originó y se disuelve perpetuamente, nos liberamos de toda esclavitud. Nos separamos de todos nuestros pensamientos, palabras y acciones. Por lo tanto, la Rendición nos purifica por completo. Además, estamos entregando todas nuestras actividades del día a los pies del Señor Vishnu que mantiene y apoya la existencia. Él es que mantiene la creación. La preservación es su trabajo. J Y en la noche, nos estamos sentando a los pies de Lord Shiva, el que disuelve. Él disuelve la existencia. Él nos fusiona con nuestro creador. Cada noche, renacemos, mientras disolvemos nuestras identidades durante el sueño profundo y lo recuperamos al despertarnos. Entonces, le estamos pidiendo al señor de la disolución que lo perdone todo y nos ayude a disolvernos sin problemas hacia el vacío y nos proporcione un sueño feliz. Entonces, los lectores podrán notar que en la mañana, estamos pidiendo continuidad en pensamientos, palabras y acción para que todo lo que realicemos en ese día tenga resultados positivos y por la noche, estamos pidiendo perdón, lo cual ayuda a la disolución suave en el regazo del Todopoderoso sin enredos terrestres. Aquellos que portan odios y pesadez de corazones, pueden ser conscientes de esto. Una oración va para Lord Vishnu y la otra para Lord Shiva. Ambos son esencialmente lo mismo. Ambos expresiones de un Parabrahma.

La rendición en sentido espiritual es una gran cosa. Ayuda a la liberación del ciclo de nacimiento y muerte. El mismo método puede ser seguido por personas que siguen cualquier fe de su elección. Lo principal es la actitud de rendición, hacia su deidad elegida, o Maestro, o Profeta y dejar todas las propiedades a sus pies. Él hace todo. Toda la existencia le pertenece a Él. (Él no se refiere a un hombre. El género no tiene ningún valor aquí. Puede ser la Energía Suprema que no tiene forma, no tiene género).

La rendición en sentido espiritual es una gran
cosa. Ayuda a la liberación del ciclo de
nacimiento y muerte. El mismo método puede
ser seguido por personas que siguen cualquier
fe de su elección.

Te amo infinitamente

M

Traducido por:  Mayte Acosta Guanche

Editado por:  Mohanji Perú

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s